domingo, 23 de diciembre de 2007

Como si fuera vos

Pasan un instante por la vida de uno
para quedarse a morir en ese momento
como dardos enterrados
en el blanco perfecto del ahora

y yo los miro
te miro y me perteneces

somos carne
y uña
y mis manos
y mis huesos
y tus pies

dos lágrimas paridas por el mismo secreto
una sala de espera detrás de la piel
un final al final de tus ojos
cuarentamil razones despejando un por qué

Y la mueca simula sonreir
y los silencios pesan en los hombros
y este olor a disciplina casi diez puntos
y este reproche absurdo
de los devotos de la aceptación.

(02/12/2007)

3 comentarios:

Anónimo dijo...

qué bello poema!!!

Luis dijo...

me encantó
impecable el ritmo, la claridad y la profundidad del contenido

quiero más

josé dijo...

Es mi primera vez de leerte y no es suficiente, por aquí andaré.